Natalia Lacunza Publica su primer álbum «TIENE QUE SER PARA MÍ»

10 junio, 2022

El primer disco de Natalia Lacunza es el cierre de una etapa que ha durado tres años y refleja esa voluntad de vivir de forma honesta y darle a tu ser y a tu esfuerzo el valor que se merecen, dejarte brillar por lo que eres y vivir tu vida en primera persona, sin que te frene el miedo y sin regalar amor a quien no lo merece. Este disco habla del proceso, de todo lo que hay que recorrer para llegar al punto en el que uno piensa y cree: «Tiene que ser para mí, todo lo que di».

Natalia Lacunza nos abre las puertas de su nuevo álbum con sus propias palabras:

Tres años de ver, oír y callar, de filtrar información y quedarme con lo que me ayudara, de cometer errores y tener muchas dudas, de sentirme muy afortunada pero muy perdida y muy nerviosa.

Cuando empecé a hacer el disco no sabía qué canciones iba a componer, qué concepto le iba a dar, de qué cosas sí hablaría y de qué cosas no hablaría… ahora, con el disco terminado, me doy cuenta de que no hay otra manera para mí de concebir un proyecto que no sea despacio, paso a paso. Como la vida, un proyecto necesita su tiempo para tomar su forma, poco a poco se va construyendo; tanto a nivel sonoro como conceptual y narrativo.

Las canciones han acabado construyendo una historia que cuenta los diferentes procesos que me han llevado a querer dar este mensaje; «Tiene que ser para mí».

Después de mucho tiempo dudando de mí misma, cuestionando mi valor y mi talento, creo que he aprendido que el valor está en la honestidad de las cosas, y por tanto sé que este proyecto es valioso porque lleva muchas partes de mí en él, en todos los sentidos. Ya he escuchado; visto y callado, y siento que estoy preparada para decir en alto muchas cosas.

Es un disco sobre mi proceso, que creo que no es solo mío, si no de muchísima gente que conozco. A mí me ha servido para entenderme mejor, para analizar mis emociones y procesarlas, y espero que le sirva a alguien más también, porque eso es lo más bonito de la música… Natalia Lacunza.

Más sobre Natalia Lacunza

Las sobremesas en la infancia de Natalia Lacunza (1999) se prolongaban con la familia tocando la guitarra y cantando fados, versionando a los Beatles y viviendo el arte como algo indisoluble de las faenas cotidianas.

Así que ella lo probó todo y lo vivió todo: ballet, gimnasia rítmica, fútbol, interpretación, ópera… Creció ávida de experiencias, pero no fue hasta 2018 cuando pensó que su vida podría ser eso: La música. De forma más instintiva que racional se presentó a Operación Triunfo, donde obtuvo un honroso tercer puesto (tras Famous Oberogo y Alba Reche) y el favor de una generación que se quedó prendada de su talento y su forma de traslucir su mundo interior.

Al salir de allí la locura: la fama, el trabajo, asumir un destino nuevo y agarrarlo con fuerza: Natalia decidió centrarse en su trabajo, componer, nutrirse espiritualmente, aprovechar la vida y el talento y a la vez, dejarse llevar.

Su primer sencillo «Nana triste» adelantó lo que sería su primer EP «Otras alas» (2019) un trabajo donde Natalia compone, juega y arriesga con pop desgarrado y dulce y un estilo alternativo que se convierten entonces en seña de identidad.

Conciertos, videoclips, una carrera asentándose. Aumentan los fans. Sus canciones hablan de temas universales, suenan certeros y otras generaciones también hacen suyas sus letras y melodías. El fenómeno Lacunza crece mientras ella vive con humildad, escuchando el lirismo de James Bay, el ambiente de Ry X, o la fuerza de Amy Winehouse y dejándose empapar por influencias de todo tipo.

Vive amores, desengaños, experiencias, lealtades… y todo lo integra en su particular imaginario artístico.

Natalia presenta ahora «Tiene que ser para mí». Un álbum redondo que encierra lo más íntimo de su proceso creativo y vital: habla de despecho, de escucharse a sí misma, de hacer las cosas mal, de derrotas y esperanzas, de victorias y cicatrices… Aquella niña rodeada de arte y de música ha crecido y crecer, a veces, es doloroso, pero el resultado es un trabajo brutal y honesto que es una recompensa para ella y un regalo para todos